La vida de Chopin …

Frédéric Chopin nació el 1 de marzo de 1810 en cerca de Varsovia (Polonia). Hijo de un francés y de una polaca.

A partir de 1831 vivió en París, donde trabajó como profesor, pianista y compositor. Prácticamente todas sus composiciones son para piano. Aunque expatriado, siempre fue leal a Polonia, un país en continuas guerras, y sus mazurcas transmiten una pincelada del folclore polaco.

Chopin tocó el piano en la oscuridad durante toda su vida. Apagaba siempre las velas, e incluso cuando actuaba en algún acto, pedía apagar la luz de la sala. Interpretó muy pocos conciertos en su vida porque prefería hacerlo en pequeñas reuniones.

Su actividad concertística se limitó a varios recitales en Francia, Escocia y Gran Bretaña. Según testimonio de George Sand y algunas de las cartas del mismo Chopin, entre otros documentos de la época el compositor reconocía que padecía de alucinaciones. En medio de una sonata en un salón privado inglés en 1848, tuvo que salir de la sala para recuperarse de la visión de las criaturas que salían de su piano. El láudano a base de opio que Chopin consumía puede explicar esas alucinaciones.

En 1837 comenzó una relación sentimental con la escritora francesa George Sand, pero en 1838 cayó enfermo de tuberculosis y se trasladó junto a ella a la isla de Mallorca buscando un clima reparador, pero les tocó un invierno lluvioso y frío. De Mallorca George Sand escribió “Un invierno en Mallorca”, y Chopin sus Preludios. Allí, en la cartuja de Valldemosa, Sand le acompañó en su enfermedad hasta que las continuas disputas entre los dos condujeron a su ruptura el año 1847.

La Sonata para piano n.º 2, Op. 35 de Frédéric Chopin contiene una de las páginas más famosas de su autor, la Marcha fúnebre, compuesta en 1837 como obra independiente. En 1839 a la sonata se le incluyó ésta como un movimiento más.

Frédéric Chopin falleció en el número 12 de la Place Vendòme de París, el 17 de octubre de 1849, víctima de la tuberculosis. Fue enterrado en el cementerio parisiense de Père-Lachaise. Acatando el deseo de Chopin, su corazón reposa en Varsovia, en la Iglesia de la Santa Cruz.

Falleció con 39 años …

“París responde a todo lo que el corazón desea. Uno puede divertirse, aburrirse, reír, llorar o hacer lo que se le antoje sin llamar la atención, puesto que miles de personas hacen otro tanto…y cada uno como quiere” (Frédéric Chopin)

 

Mark de Zabaleta

 

 

About dezabaleta

Economista
This entry was posted in Política Económica and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.