¿Para qué sirve Europa, si ya tenemos el Euro?

El tratado que rige la comunidad se firmó en París en 1951 y entró en vigor al año siguiente. La ratificación del Tratado de Roma por los Parlamentos de “los Seis” miembros fundadores: Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo entró en vigor el 1 de enero de 1958.

El Acta Única Europea de 1985 estableció el objetivo de crear un mercado común único, mientras que el Tratado de Maastricht en 1992 vio nacer la Unión Europea con 12 países, y sentó las bases hacia la unión económica y monetaria.

En principio el objetivo era ciertamente económico: la primera propuesta del ministro de Asuntos Exteriores francés Robert Schuman llegaba sólo cinco años después del fin de la Segunda Guerra Mundial. La idea de crear una institución europea que unificara y gestionara la producción de carbón y acero entre Francia y Alemania era la verdadera semilla de lo que más tarde se convertiría en la Unión Europea.

Era importante valorar que, mediante la fusión de los intereses económicos de Francia y Alemania, se reduciría el riesgo de otra guerra en el futuro.

Las monedas y billetes del Euro entraron en circulación el 1 de enero de 2002, y se ha conseguido una unión monetaria en la eurozona, formada por 19 de los 28 Estados miembros de la UE: Alemania,​ Austria,​ Bélgica,​ Chipre,​ Eslovaquia,​ Eslovenia,​ España,​ Estonia,​ Finlandia,​ Francia,1​ Grecia,​ Irlanda, Italia,​ Letonia, Lituania,​ Luxemburgo,​ Malta,​ Países Bajos ​ y Portugal.​ Además, 4 microestados europeos tienen acuerdos con la Unión Europea para el uso del euro como moneda: Andorra,​ Ciudad del Vaticano,​ Mónaco ​ y San Marino.

El símbolo del euro (€), desarrollado por la Comisión Europea, se inspira en la letra épsilon (ε) del alfabeto griego.

Ya tenemos la buscada unida monetaria. Ya no hay que ir a las casas de cambio para viajar a otro país europeo, aunque Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Croacia, Hungría, Polonia, Rumanía, Suecia y Reino Unido han sabido conserva su capacidad para devaluar “su” propia moneda. Y evitar tanto paro.

Existe una relación inversa entre inflación y desempleo que se representa mediante la denominada Curva de Phillips (cuando la inflación se mantiene baja el desempleo aumenta…). El Euro (Europa) nos obliga a controlar nuestra inflación, a pesar de tener en España un paro endémico del 20% (por mucho que quieran maquillar las cifras).

Bruselas sólo sirve como “cementerio de elefantes” para aparcar a los políticos para que puedan seguir cobrando hasta su jubilación … porque sus opiniones políticas no son vinculantes. 

Como dijo Groucho Marx: ¿A quién vas a creer, a mi o a tus propios ojos?

 

Mark de Zabaleta

 

Advertisements

About dezabaleta

Economista
This entry was posted in Política Económica and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Para qué sirve Europa, si ya tenemos el Euro?

  1. Estrella RF says:

    El euro está resultando ser el instrumento para que los poderosos países del Norte sigan sometiendo a los países del sur…
    Un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.